In

Con una hipoteca autopromotor, el banco pone a disposición del cliente una determinada cantidad de dinero, en función de la situación y el proyecto del cliente, para construir su propia casa. Con este método, el banco desembolsa los fondos al cliente a medida que avanza la construcción, que luego se abonan en la cuenta del cliente para que pueda realizar los pagos al constructor.

El banco no comprueba personalmente el avance de las obras, pero usted deberá aportar un presupuesto del aparejador, que es el responsable de que las obras se realicen de acuerdo con el certificado de obra firmado por el arquitecto.

Aparte de que el grueso del préstamo se suele conceder al principio y el resto a medida que se realiza la obra, los bancos suelen concederle un periodo de carencia. Este periodo suele ser de dos años, durante los cuales el banco pagará los intereses del préstamo propuesto. Una vez finalizado el periodo de carencia, se inicia la devolución del préstamo según el plan de cuotas o el diferencial acordado con el banco.

Recent Posts
Call Now Button